viernes, 6 de agosto de 2010

EMESIS GRAVÍDICA

Náuseas y/o vómitos matutinos, intermitentes, esporádicos al inicio del embarazo, precipitados por alteraciones del olfato y el sabor, no impiden la alimentación de la paciente, y que de agravarse puede llegar a hiperemesis gravídica. Hay estudios epidemiológicos que sugieren que los embarazos acompañados por emesis gravídica tienen una mejor evolución que los embarazos asintomáticos. Se presentan en el embarazo, aproximadamente en un 25%. Tras un correcto diagnóstico, con un tratamiento dietético y sintomático, se alivian los síntomas en la mayor parte de los casos. (93, 94)

Las Generalidades, el diagnóstico y tratamiento de esta patología lo consigue en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada