jueves, 5 de agosto de 2010

ANEMIA


La anemia frecuentemente observada en las mujeres embarazadas se considera un cambio fisiológico normal; sin embargo, la anemia severa afecta no solamente el estado fisiológico de la madre, sino también al feto en el embarazo; aunque, la fisiología de la eritropoyesis materna y fetal durante el embarazo muestra que su estimulación se produce de forma independiente en la circulación materna y fetal. Esto conlleva un riesgo para el crecimiento normal del lactante y posiblemente también en los niveles de actividad y desarrollo emocional temprano. Por lo tanto, se considera anemia en toda embarazada que presenta: Hemoglobina (Hg) menor de 11 gr/dl y hematocrito (Hcto) menor de 33%. (10, 12)
Las Generalidades, el diagnóstico y tratamiento de esta patología lo consigue en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada